La verdad sobre la creación de Spider-man




Un interesante artículo que nos desvela mucho del misterio que rodea a la creación de Spider-Man, escrito por el mítico Steve Ditko y en donde defiende su co-participación en la creación y diseño del personaje.

LA VERDAD SOBRE LA CREACIÓN DE SPIDER-MAN


En mi serie de ensayos Avenging the issues (y que está en fase de preparación) analizo con mayor profundidad aspectos de las ideas, los creadores y la creación, definiciones y otros conceptos relevantes (colaboración, propiedad de los originales, derechos y justicia) y sus diversos contextos (Marvel, el éxito de Marvel, división del trabajo). También se examinan numerosos errores, confusiones y falacias.

Pero con la History of Comics de Robin Snyder se me ha dado la oportunidad de tratar brevemente algunos temas y problemas específicos, como la creación y el traje de Spider-Man, que nunca deberían haber surgido y que desgraciadamente están ahora descontrolados casi totalmente. Ahora, con suerte, puede liquidarse o pasar a un estado de menor interés.

En la página 27 del Comics Scene #2, marzo de 1982, se cita a Jack Kirby diciendo:

Hice un montón de cosas. El único título en el que no trabajé fue Spider-Man, que hacía Steve Ditko. Pero Spider-Man fue una creación mía

Hay una entrevista con Kirby por Gary Groth en el Comics Journal #134, febrero de 1990. En la página 82 dice: "Creé a Spider-Man. Decidimos dárselo a Steve Ditko. Yo dibujé la primera portada de Spider-Man. Creé al personaje. Creé el traje. Creé todos esos títulos pero no podía dibujarlos todos. Decidimos darle la colección a Steve Ditko".

Una creación es algo creado, especialmente algo original: creado por la imaginación, invención o diseño (ruido, basura, graffiti, bombilla, novela, etc...). Hay un margen/grado de creación, que va de lo trivial, lo superficial, a lo fundamental.

Creador. El que crea.


En 1961 estaba trabajando con Stan Lee (guionista/editor en Marvel Comics) produciendo material (historias y dibujos) para Amazing Adventures (que se convertiría en Amazing Adult Fantasy). En pocas palabras, en lo referente a nuestro sistema de trabajo, Stan daba las ideas para los argumentos. Había una discusión para aclararlo todo, considerar opciones y tal. Luego yo hacía unos bocetos de las páginas/viñetas, hacía los lápices de la continuidad visual de la historia y, en un papel aparte, entregaba un boceto de diálogos, sólo como guía para Stan. Repasábamos las páginas dibujadas y le explicaba cualquier cambio o añadido, anotando todo lo que debía corregirse antes o durante el entintado. Stan entregaba el diálogo final para los personajes, las ideas, la consistencia y la continuidad. Una vez rotulado, yo entintaba las páginas.

El cómic surgió por las historias de cinco páginas con final sorpresa que complementaban Strange Tales, Tales to Astonish, Tales of Suspense y Journey into Mystery.

El formato típico de esos títulos consistía en una historia principal de 10-12 páginas sobre algún monstruo o extraterrestre o criatura con un nombre extraño (Groo, Grottu, Fin Fang Foom, Kkranga, etc). Stan era el guionista, Kirby el dibujante a lápiz y Dick Ayers se encargaba normalmente del entintado. Las historias de complemento de cinco páginas eran dibujadas por Don Heck, Paul Reinman y yo.

Ya que esas historias de final sorprendente recibían cartas favorables, se pensó que un título hecho por nosotros vendería. Amazing Adult Fantasy nació y llegó al #14 cuando Stan dijo que un nuevo héroe Marvel se presentaría en el #15. Se llamaría Spider-Man. Jack iba a hacer los lápices y yo las tintas del personaje.

En una charla conmigo, Stan me dijo que le gustaba el nombre de Hawkman pero que DC tenía registrados el nombre y el personaje. Marvel creó al Hombre Hormiga (y a la Avispa) para tener cubierta la categoría de insectos. (Técnicamente una araña no es un insecto). De algo así creo que Stan llamó al personaje.

Quién pensó primero el nombre Spider-Man es algo que deberán resolver Stan y Jack. Stan dijo que Spider-Man iba a ser un joven con un anillo mágico que lo transformaría en un héroe adulto, Spider-Man. Le dije que se parecía a La Mosca, que Joe Simon había hecho para Archie Publications. No creía que Jack estuviera involucrado en esos números porque a los números que había visto les faltaba el típico estilo Kirby.

Stan llamó a Jack por eso pero no sé qué se discutió. Nunca hablé con Jack sobre Spider-Man, así que no sé cuáles eran realmente sus ideas sobre los personajes. Más tarde, en algún momento, me dieron el trabajo de dibujar a Spider-Man. ¿Por qué, exactamente? Stan y Jack también tendrían que aclarar eso.

Una de las primeras cosas que hice fue crear un traje. Una parte vital y visual del personaje, debía saber qué aspecto tenía, meditar los poderes que tenía o podría te­ner, los posibles artilugios y cómo podrían ser usados y mostrados, antes de que empezara a hacer bocetos. Por ejemplo: un poder de trepar, por lo que no llevaría botas o zapatos rígidos, un lanzarredes escondido en la muñeca en lugar de una pistola lanzarredes y su funda, etc.

La creación del traje ya es toda una historia. Algunos detalles breves: el obvio es el uso de una araña y el diseño en forma de telaraña; no estaba seguro de si a Stan le gustaría la idea de cubrir la cara del personaje pero lo hice para esconder una cara obviamente joven. También le añadiría misterio al personaje y permitiría al lector la oportunidad de imaginar la expresión que se quiera de la cara de Parker y, tal vez, convertirse en la personalidad tras la máscara (hay teorías psicológicas interesantes acerca de las máscaras).

Kirby había hecho los lápices de cinco páginas de su Spider-Man. Lo que era de Kirby, lo que era de Lee, les concierne a ellos resolverlo.

La primera página era la única con un dibujo de Spider-Man. Una típica imagen de Kirby del héroe en acción. Pero el traje es lo que es importante. No estoy seguro del abstracto emblema del pecho. Lo más parecido es el del Hombre Hormiga. El Spider-Man de Kirby tenía una pistola lanzarredes que no usó nunca. La única relación con el tema arácnido era el nombre.




Las otras cuatro páginas mostraban a un joven viviendo con su tía y tío. La tía era una amable anciana, el tío era un capitán de policía retirado duro y cascarrabias al estilo del General Trueno Ross (de la colección de Hulk) que abroncaba al joven. En la casa de al lado o en algún lugar del barrio había un científico barbudo metido en alguna clase de experimento. El final de las cinco páginas mostraban al chico yendo hacia la oscura casa del científico.

Ese es el Spider-Man que me dieron.

Esa es toda la “creación” de Kirby. Esto es lo que “creó”, lo que hizo: cinco páginas que no se usaron de una historia inacabada. Existe como parte, como fragmento, de un conjunto sin definir. La historia, personajes, “ideas” son incompletos, desconocidos. La “idea” de Jack de Spider-Man no es explicada, no existe, no es creada.

Casi todos los detalles de esta “creación” (el científico, el anillo mágico, etc) fueron descartados o nunca usados. ¿Qué queda entonces de la “creación original”? Un nombre, un joven, una tía y un tío. ¿Puede mantenerse que un nombre o su “idea” pueden “causar” a alguien una “creación” rechazada y “causar” que otros “creen” una completa, aceptada y exitosa? ¿Cómo se hace eso? La prueba está en aquellos que lo reclaman.

La primera aventura completa de Spider-Man, conteniendo a la leyenda y su historia fue publicada en el Amazing Fantasy #15, a partir de la sinopsis de Stan. Con esta historia nuestro método de trabajo fue obviamente más complicado que con las de cinco páginas porque había ideas mayores. Había más personajes, acción, drama y complejidades. Había personajes permanentes (principales y secundarios), todos con diferentes tipos de personalidad, relaciones en marcha, problemas personales y conflictos. Los héroes y villanos tenían diferentes motivos y poderes que ser explotados. Todo necesitaba consistencia, pero de­bía considerarse desarrollo y crecimiento.

Aunque es necesario saber quién hizo las contribuciones importantes de cualquier historia publicada, es irrelevante en este contexto. Lo que es relevante puede verse examinando la primera historia de Spider-Man y comparándola con lo que se sabe del Spider-Man de Jack.

Ciertamente no son “creaciones” idénticas.

¿No hay diferencias importantes? ¿Sólo algunas pequeñas y sin importancia? ¿Son los parecidos grandes o pequeños? ¿Qué elementos esenciales en ambos hacen que pertenezcan a una “idea”, un “creador”? ¿O revela la comparación bastantes diferencias reales para concluir que hasta con el mismo nombre son dos creaciones diferentes con creadores diferentes? ¿Qué rasero debe usarse al evaluar y juzgar ambas versiones como una “única creación” que pertenece a un único “creador”?


Hay una confusión acerca de la “primera” portada de Spider-Man. Hice los lápices y tintas de la primera portada después de entintar la primera historia, la portada siempre era lo último. Lo que significa que Spider-Man tenía un traje, usado en la historia, el traje con las telarañas que creé. Así que soy el creador de él y el traje publicado de Spider-Man es mi creación.

Dibujé la primera portada desde un punto de vista subjetivo. Quería poner al lector delante de un Spider-Man balanceándose, que fuera parte de la actividad, que viera y fuera consciente del peligro de caer, de que tuviera la sensación de estar colgado junto a Spider-Man. No sé (o recuerdo) por qué Stan rechazó mi portada. Hizo que Jack se encargara de los lápices de una segunda portada de reemplazo. No sé de quién fue la idea de que el punto de vista del lector estuviera fuera de la acción, en la multitud, co­mo el de un espectador que mi­rase a Spider-Man pasearse en red arriba suyo. Pero antes de que a Jack le pidieran que dibujara una segunda portada de reemplazo, mi traje de Spider-Man ya existía en la primera historia y en la primera portada. ¿Así que qué traje de Spider-Man creó Jack?

Entinté la portada de Jack. Esta segunda versión fue la primera portada publicada. ¿Significa eso que si Jack usó mi traje “creó” mi traje “antes”? Mi portada original ha sido publicada (en Marvelmania #2, 1970, y en otros cómics), así que existe y existía, como mi historia con el traje, antes de que a Jack le pidieran que dibujara la segunda portada.

Jack tiene derecho a que se reconozca lo que hizo en esa portada (como en otros sitios y en otros momentos). ¿No tengo yo derecho por lo que yo hice?

Y si no, ¿por qué?

Jack hizo los lápices de la primera portada publicada de Spider-Man. Creó una escena similar a la mí con un diferente punto de vista y también usó mi traje al hacerlo.
¿Es su portada una “creación”?
¿Es una persona, un “creador”, el responsable de los principales elementos de la obra?
¿Qué rasero ha de usarse?

Desde que las portadas se dibujan antes y los lápices van antes que las tintas, muchos al ver una portada antes de la primera historia, de los primeros dibujos, creen que el dibujante de la portada es el “creador” de ello, que las ideas, trama, personajes, traje, popularidad, ventas y éxito de la historia son también “causa” y “creación” del dibujante a lápiz. Todo es su “creación”. Ha sido él quien los ha sacado de la nada.

¿Pero cómo los que lo creen pueden explicarlo, demostrarlo, certificarlo?

Ha habido usos anteriores de la “idea” de la araña en los cómics: Alias la Araña de Paul Gustavson, el Tarántula de DC con su pistola lanzarredes, y seguramente mu­chos héroes, heroínas, villanos y villanas (como en esta última categoría la primera Viuda Negra, antes de Simon, Kirby o Lee). Hubo una serie de novelas pulp de La Araña y un serial cinematográfico de La Araña, todo ello antes de cualquier Spider-Man de Lee o Kirby.

¿Es la primera persona que usó la “idea” o tema de la araña en un relato o fábula la “causa”, el “creador” de todas las “creaciones” posteriores relacionadas con arañas o la “idea” (nombre) de araña en historias, novelas, programas de radio, pulps o cómics?

¿Qué pasa con el concepto de un héroe/ nombre, su “idea” o tema? ¿Es todo personaje heroico, independientemente de lo diferentes que sean sus trajes, poderes, etc, “creado” por la primera persona, el “creador”, el narrador de la primera historia, fábula o leyenda del héroe?

¿O puede el trabajo de otro, usando una “idea”, tema (héroe, araña, etc) común, o incluso el mismo nombre, ser un trabajo original? El trabajo de otro puede tener su propia identidad basada en partes específicas (personajes, traje), lugar (escenario), cualidades (poderes y artilugios), arreglos y relaciones(ideas argumentales) e intención (la visión del hombre, de la vida, de la existencia, del bien y del mal, de la justicia).

¿Es algo notablemente nuevo cuando hay suficientes diferencias, independientemente de que haya una base común, como para ser considerado algo aparte, algo original, una creación? ¿Es el Thor de Jack un trabajo original y creado por Jack, el creador? (Antes hizo una historia sobre el martillo de Thor para DC).

Si la respuesta a todo esto es “no”, entonces siempre habrá un paso atrás. Todos los héroes del comic book (desde Superman y Batman) son el resultado de alguna “idea” anterior, nombres o palabras, “creadores”, hasta el infinito. Significaría que no hay di­ferencias importantes y significativas, que no hay originalidad ni diferencias creativas. ¿Quién entonces, hoy, tiene el derecho a reclamar el “crear”algo, a ser un “creador”?

Si el Thor de Marvel es un trabajo válido y creado por Jack, ¿entonces por qué no es nuestra creación el Spider-Man de Stan y un servidor?

¿Puede alguien tener las dos cosas?

Una creación es de hecho una recreación, un arreglo de materiales existentes en una forma nueva, diferente y original. En los cómics los materiales son hechos, ficción y elementos fantásticos. Diez escritores podrían coger la misma idea y presentar más de diez creaciones válidas y diferentes. Por ejemplo: chico conoce chica, chico pierde chica, chico recupera chica. Lo mismo vale para los dibujantes. Una creación válida de comic-book (personaje, héroe, traje, etc.) es aquélla que se presenta acabada y completa.

El sentido válido de una creación está en la forma de su existencia publicada. Thomas Edison es merecidamente re­cono­cido por su exitosa bombilla. Sus fracasos iniciales y repetidos, y los de los otros que lo intentaron y fallaron, son irrelevantes. Los fracasos no implican ni un creador válido ni una creación válida. No se puede esperar que la historia popular o aceptada de los cómics sea mejor, en cuanto a verdades y hechos, que las historias de naciones, razas, religiones, ideologías, políticas, negocios, etc. La “verdad” de personas, sus acciones, es so­bre todo lo que uno quiere creer y aceptar, o porque se opo­ne a la “verdad” de otro o sirve para un pro­pósito egoísta. Es más una “verdad” de­seada emocionalmente que una verdad probada o razonada.

Tal vez sea una paradoja.

Las dudas y los problemas son creaciones. Son creados, inventados, a base de mentiras y contradicciones aceptadas. Y tienen creadores. Pero las respuestas, las soluciones, no son creaciones, no son creadas, no tienen creadores, sólo descubridores, aquellos que las reconocen e identifican. Una solución es el descubrimiento de una identificación real de hechos relevantes, una relación correcta entre ellos, con gente y actividades, en cualquier suceso o contexto, que lleva a resolver la contradicción que estropea o arruina un hecho o acción conocido.

“Una verdad es la identificación de un factor de realidad” (Ayn Rand). Una verdad no es inventada ni creada. Es descubierta. Las ideas usadas (identidad conceptual, identificación) deben corresponder correctamente a los materiales conocidos y reales. Una falsedad ha de ser creada por el mal uso de conceptos o la negación de los hechos. De ambas maneras se contradice la verdadera identidad de algo real. Es un intento de “crear” lo irreal y que sea aceptado como “real”, de presentar lo falso como “cierto”.

Naturalmente, uno siempre puede elegir (libre albedrío). Uno puede corregir cualquier error o contradicción en cualquier momento o continuar la fantasía “creada”. Pero la fantasía sólo funciona para los personajes ficticios de un mundo ficticio.

Steve Ditko.


..

miércoles, 13 de agosto de 2008

11 Comments:

Juan Miguel said...

Muy buen artículo, de Ditko se dice que tiene ideas pertenecientes a una corriente llamada Objetivismo y que es por ello que se ha mantenido alejado del "mainstream", ya que como se suele decir es de "ideas firmes" y es triste que se considere a Kirby como creador de spiderman y a veces se devalue el trabajo de Ditko que por cierto tambi{en creo al famosisimo Question y creo que a Creeper de DC (anteriormente eran de Charlton).

El Dark said...

Deja-Vù..

Juan Miguel said...

¡¡Ahh caray!!, escribí eso antes, jeje e incluso esta info la leí en una página o blog español llamado ENTRECOMICS.COM, en fin DEJA VÚ

Luis Enrique said...

Fueron los taquiones, juan miguel, que lo enturbian todo.

Dwarf said...

TAQUIONES??? aqui no porfavor luego vamos a tener COVACHOS CON TETAS y a Liedfield redibujandonos todo el blog........ no quiero volver a leer esa palabra aqui señores.

Sobre los artistas........ la triste verdad es que en esa epoca (dorada, plateada... que chingados incluso ahora) las empresas se "adueñan" de los personajes, artistas se los roban a otros artistas menos conocidos y cosas de ese tipo.

El otro dia lei un libro que hablaba de como Bob Kane usaba muchos jovenes dibujantes y nunca les dio el credito que meresen y el libro hacia la refleccion de que desgraciadamente habra muchas personas a las que nunca se les consedera el reconocimiento que meresen

Juan Miguel said...

Uff dwarf no será el de Batman: El resto es silencio?, buenisimo para conocer muchas cosas del ingrato Bob kane, por cierto en entrecomics.com, están sacando articulos relacionados con los creadores de superman y cómo los trataban los de la National (DC) por entonces.

Toda una mafia, sino preguntenle a Bill Finger (q.e.p.d.) cómo le fue con el amigo Bob.

P.D. Perdón por el anuncio pero vale la pena checarse esos posts.

Nombre: Alex Cruz said...

Cierto es que no hay nada original, todo son ideas derivadas que pueden alcanzar cierta singularidad, todo nace por evolucion nada nace por generacion espontanea.

Dwarf said...

Alex Cruz sabe de evoluciones....... o mas bien de "ITs EVOLUTION BABY" :P (chiste para los iniciados en el ALEX CRUCISMO :P).

Dwarf said...

Juam Miguel, si es Batman: El resto es silencio........ muy muy buen libro, aunque es un libro de informacion me lo lei casi como una novela....

Muchisimos datos interesantes sobre la historia del murcialago....

Datos como.....

Sabian que BRUEBAKER y RUCKA estubieron por un corto tiempo con las riendas de Batman y que ambos tras las sagas "bruce wayne asesino/fujitivo" y "hombre caido" planeaban continuar "revitalisando" al murcielago???....... pero dico los mando a la verga casi sin dar explicaciones........ y ademas, poco despues entro LOEB a escena...

Yo no se como los Ejecutivos de DC no se han suicidado al ver cuanto potencial creativo han perdido/desperdiciado/corrio.......

Zerfoinder said...

Que tiene de malo mencionar los taquiones?? si es una referencia a watchmen?? además, no se porqué lo tomas como... pues... como lo tomes.

Si ADLO es una excelente página, de las mejores de crítica de cómics.z

Juan Miguel said...

Ahh esos de ADLO todo se lo toman a broma jeje y eso de los taquiones jeje, interesante; y si DWARF tienes razón y es didio o quién es dico? no creo que sea ditko jeje.

Lastima, yo creo que las mejores historias deberían de hacerse en TPBS y no alargarse a huevo en sagas de 7 o 12 números, digo, si son como brubaker en el capitán américa que tiene una historia principal para el capi, pero con subtramas.. mis respetos pero si las alargan al estilo LOEB o BENDIS, que meten hasta a CONTROL DE DAÑOS y de mala manera... olvidate. Estamos perdidos