Killing Joke: Cuando Alan Moore cambió nuestras risas

por Maya Gabriela

En el año 1985, la editorial DC relanzaba a sus personajes luego de la “crisis en las tierras infinitas”, recontando sus inicios, personalidades, poderes e historia. Para el año 1988, Alan Moore, quién aun trabajaba para la DC, se encargaría de recrear a quien fuera el primer enemigo conocido de Batman, el Joker, quién ya aparecía en el primer número del hombre murciélago, # 27 del Detective Comics . Y será en esta mismo década cuando la historia de Batman -y de la historieta en general- de giros nunca antes pensados en el mundo del comic, sembrando el campo para historias más maduras, más crudas y tratando temas que preocupan a los adultos que crecieron leyendo historietas y el mundo en el que ahora viven. Tres serán las historias que impacten por siempre en la continuidad de Batman: Tha Dark Nights Returns (El regreso del caballero oscuro), Una muerte en la familia (A death in the family) y Broma Mortal (The Killing Joke). Y después de estas historias, nada sería lo mismo...

El personaje de Batgirl data desde la edad de oro con el alias de Betty Kane, sobrina de Kathy Kane, a su vez Batwoman. Este pequeño detalle lo podemos encontrar a manera de curiosidad en la fotografía que Batman contempla en la Batcave, donde encontramos a todos los personajes de la “Batifamilia” de una época más feliz, una época que está a punto de acabar. Con Dark Knight de Miller encontramos un futuro devastado, sombrío. Con Killing Joke encontramos un presente demencial, depravado.


Más tarde, en la edad de plata y en la continuidad de post-Crisis, encontramos a Bárbara Gordon, hija adoptiva -en realidad sobrina- del del Comisionado de Policía de Ciudad Gótica, James Gordon. El origen de Batgirl se da en una noche de fiesta de disfraces “la mascara del millón de dólares” cuando Bárbara (Más conocida como “Babs” y bibliotecaria de día) decide disfrazarse como la versión femenina de Batman, deteniendo en su camino un intento de secuestro a Bruce Wayne por parte de Killer Moth, comenzando así su carrera como superheroína. Al principio, por supuesto, Barbára no contaba con la aprobación de Batman para ser su acompañante, y la sometió a duras pruebas para probar su capacidad, aquí debo hacer un paréntesis y recomendar “Batgirl: Year one” donde podemos enterarnos del comienzo de la batichica. A diferencia del entrenamiento intensivo que Batman e incluso Robin recibieron en su tiempo, Barbara no contaba con más que sus propias habilidades físicas natas y una inteligencia muy superior al promedio. Eventualmente, Bárbara se cansaría de la vigilancia nocturna y las continuas peleas, y deseando llevar una vida normal y cuidar de su padre, se retira. Y es aquí cuando comienza la historia.


Batman y el Joker son dos líneas paralelas. en “Arkham Assylum” de Grant Morrison y Dave McKean podemos constatarlo mejor que nunca. y precisamente así comienza la historia, con Batman sentado frente al Joker -un falso Joker- preguntándose hasta que límites llegaran ambos, que líneas están dispuestos a cruzar. El Joker ha escapado nuevamente de Arkham y Batman le sigue la pista, nosotros sabemos que ha comprado una vieja feria en mal estado para un desquiciado propósito. Un propósito que va más allá de lo malo.

El origen del Joker siempre ha sido incierto, hasta para el mismo. Puede manipularlo, disfrazarlo, incluso olvidarlo o crear uno nuevo, pero en esta ocasión, Moore y Bolland nos ofrecen la que hasta hoy es la “versión” más aceptada, auqu en la historia misma se reconoce que tan solo se tratan de los recuerdos, probablemente confusos, del villano. El Joker fue en su momento un comediante fracasado, trabajando en una planta de químicos para mantener a su familia: su esposa y el bebé que esperaban. Desesperado por conseguir más dinero, decide aceptar un trato sucio y guiar dentro de la planta a un grupo de mafiosos, justo es aquí cuando la policía llega de improvisto para notificarle que su esposa ha muerto en un accidente con un calentador para mamilas. El ingeniero -a quién nunca se da nombre, aunque por otras fuentes se le conoce como “Jack Napier”- intenta romper con el plan, pero los ladrones le obligan a seguir, entregándole una máscara y nombrándole “Red Hood”. Una vez dentro de la planta, el plan falla y los delincuentes mueren en un tiroteo con los vigilantes, pero Red Hood logra salvarse. Batman aparece en escena, provocando que el hombre caiga en una mezcla de químicos y al salir por un tubo de desagüe,descubre que la reacción química le ha cambiado de manera permanente a la apariencia de un payaso: piel blanca, labios rojos, pelo verde.

Volvemos con la familia Gordon. Bárbara prepara el té y el comisionado recorta de un periódico una noticia sobre la reciente huida del Joker, para un álbum sobre las notas que han aparecido a través de la carrera del murciélago. Alguien toca la puerta. Es El joker. Le dispara a bárbara. Y en unos segundos, todo se destroza: los secuaces del payaso golpean a Gordon, lo secuestran. El Joker, vestido como turista, comienza a desnudar a barbara. Hasta hoy siguen las especulaciones sobre una posible violación. Bárbara pregunta ¿Por que haces esto? el Joker responde “Para demostrar algo”.

El comisionado, secuestrado, es llevado a la vieja feria, dónde le someterán a la más dura de las torturas. Batman sigue su pista, pero no llega a tiempo. Como un animal, encuentra al comisionado desnudo, encerrado en una jaula. El Joker tiene una teoría y esta es que, cualquier persona buena, con un mal día, puede volverse loca. Todo es una broma. y ¿Quien más bueno que Jim Gordon para probarlo?


Con dibujos de Brian Bolland que logran helar la sangre y manejar el tiempo como si de ordenar un rompecabezas se tratara y el argumento de uno de los más grandes maestros de la historieta, Alan Moore, Este no es un “cuento” fácil de digerir. La portada original, dónde vemos al Joker enfocando el lente de la cámara hacia nosotros mientras dice “¡Sonríe!” cobra un sentido -un nauseabundo sentido- al terminar de leer.

Hacia el final, Batman entra en la feria para perseguir al Joker. Se siente en la sangre: esta vez quiere matarlo. Y de verdad. Gordon lo detiene: Tenemos que hacerlo bien. Tenemos que hacerlo legal. Tenemos que enseñarle que nuestra forma de hacer las cosas funcionan. En pocas palabras “Tenemos que enseñarle que no somos como él”. Batman lo persigue. Lo encuentra. Le da una golpiza. Y al final, ambos acaban riendo a carcajadas de un mal chiste sobre locos que el joker hace. ¿Qué tan diferentes son en realidad? Es la pregunta que se plantea desde su primer encuentro. Tiempo después, Gordon seguirá como Comisionado, el Joker volverá a Arkham y escapará una y otra vez, Batgirl se convertirá en Oráculo, la más poderosa fuente de información para los superhéroes -y Batman en especial-. Todo tomará su camino, aunque las heridas tarden en cerrar. Sin embargo, la risa a coro de los dos maníacos, uno de pelo verde y otro vestido de murciélago, no cerrará nunca. Vamos, es un final brutal.


martes, 17 de junio de 2008

14 Comments:

Anónimo said...

uffff, excelente reseña para tu presentación maya. Recuerdo que a finales de los 80s. principios de los 90s. Se especulo muchisimo inclusive se anuncio la salida de la Broma mortal por grupo Editorial Vid en su formato de lujo. Antes, habia salido ya Muerte en la Familia, y la biografia no autorizada de Lex Luthor, pero no se llevo a cabo, aunque hay quienes dicen que la tienen, pero más bien termino como una broma.
Raúl

darkgerard said...

Muy buena reseña!! Recuerdo haber leido "The killing joke" y haber pensado, a través de sus páginas "ahora si matan a Joker", mas que por Gordon, por Barbara...

El dibujo es excelente y la historia magnífica. Muestra lo enfermo que esta Joker y que Batman también es un enfermo igual o peor que este... Este fue uno de los momentos donde parece que Batman llegó al límite (despues de todo, solo es un humano muuy entrenado y con mucho dinero) de su sanidad mental y está por convertirse en un asesino más... al final, Gordon lo salva (lo que me parece un poco incongruente, porque el deberia de ser el que primero buscara venganza, ya sea por su sobrina o por su secuestro y posterior tortura), pero el precio a pagar, por demostrar que, en un mal dia, todos nos podemos volver locos.

El Pipiripau (ikoon) said...

Es una de mis comics favoritos de Batman... Todavía tengo el de VID (por si el del primer comentario lo duda sí salió y mucho mejor la edición que Muerte en la Familia o la de Lex), pero quiero conseguir el que se acaba de publicar con otros colores...

Un maestrazo Alan Moore...

Saludos!!!

Anónimo said...

jkotito;

yo tambien tengo la broma mortal y no lo e leido leei las primera ocho paginas y me fasino todo arte historia pero cosa curiosa

pero empese a leer hitman de dc y tambin me atrapo en todo amo a garth ennis y jhon mccrea y ya asta avia olvidado que lo tenia

buena reseña maya gracisa saludos a enano que opina de este comic

Dark Spider said...

Felicidades por tu primer post Maya!!

Excelente reseña, esperamos más artículos tuyos en la Covacha..

Horacio said...

¡Felcidades! ¡Qué bien escribes! Me da mucho gusto encontrar tu artículo. La Broma Mortal fue quien finalmente permitió que mi novio (quien tenía el prejuicio comiqueril) se acercara y pensara que en realidad era una OBRA DE ARTE. Sigue sin leer mucho, vamos ni un cuarto de lo que leo yo, pero lo que es esta obra (sí, yo también tengo la de VID aunque no sé si sea de lujo pues es un TP con papel satinado) la respeta tanto que siempre se refiere a ella como una chingonería.

Dwarf said...

Puts, la primera ves que lei esta historia no me gusto nada, mas que nada por el final, se me hiso un poco infantil que Gordon fuera "niño bueno" apesar de todo lo que le hisieron a su hija. Ademas de que no entendi lo de "los dos riendo al final".

Sin embargo despues lo volvi a releer y ambas partes (la de gordon y la de la broma) me paresieron completamente congruentes, si tomamos la historia desde una perspectiva diferente.

En fin, una gran historia.

Anónimo said...

que hueva de reseña, falta mucho ritmo, para ser tu primera reseña esta bien, pero ojala mejores en las siguientes o mejor aun ya no nos torutres con mas reseñas, en fin, es lo que hay

Fher said...

Buena reseña...tambien lo tengo por vid.

Un comic muy bueno, ese dialogo al final entre Batman y el Joker me hizo verlos como casi amigos y enemigos...

Saludos

Fernando

Anónimo said...

Mi estimado pipiripau, cuando me refiero a que no salio la Broma mortal en vid... me refiero a la de finales de los ochentas principios d elos noventas en su version Formato de lujo. Salio pero muchos años después en edicion especial.
Raúl

Maya said...

Eso de las ediciones especiales... No hace mucho DC sacó la "Edición deluxe", me parece que la llaman, con arte retocado, prólogo de Tim Sale, Epílogo del mismísimo Bolland y una historia corta que el artista publicara en Batman B&N... Acabo de verla -de rapidito, eso sí- y pienso que realmente ese "retoque" es horrible, hace que el color -y la intensidad del "drama"- pierdan mucha fuerza....

Y el diálogo final, más que casi amigos, casi enemigos, me hizo verlos como un par de locos, cada uno en el lado más extremo del bien y el mal.....

En fin, saludos a todos, seguiré "torutrandolos" más tiempo...

Besos a todos

El Diablo de la Guarda said...

Siii torturanosss

torturanoss mass

perdon el sadomasoquista aqui es Dwarf...

Exelente Maya, y pues buena suerte en este inicio como parte del staff de la covacha....

Oigan ya quiero subir mis post

para torturarlos tambien

Blackpaco said...

Bienvenida a esta casa de bienintencionados locos. Son güena gente, tenles paciencia.

Bueno saber tu nombre.

Francisco.

Nombre: Alex Cruz said...

Buena reseña de "The killing joke" Moore da a entender que lo que en realidad quiere el Joker es burlarse de manera sadica de la gente cuerda.